Beethoven, el genio que murió por comer el pescado contaminado del Danubio


Todas las notas biográficas escritas sobre Beethoven -además de los propios cuadernos de conversaciones en los que éste se confesaba- revelan unánimemente el carácter taciturno, antisocial y depresivo del autor de «La Gran Fuga», que en sus últimos años parecía detestar a toda la humanidad excepto a su sobrino Karl, al que veneraba obsesivamente. Dos investigadores del CEU Cardenal Herrera ya relacionaron la profunda melancolía y dramatismo de las últimas piezas de Beethoven con la enfermedad crónica desarrollada por el compositor alemán a causa de una intoxicación por plomo.

Seguir leyendo: Hacer Clic

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s