La Estrategia y el Control de Gestión… ¡Inseparables!

Una de las mayores claves en una compañía es marcarse objetivos a través de un plan que contenga las alternativas o caminos (estrategias-acciones) a seguir para su alcance, así como su equilibrio entre estas y el entorno (otra clave es movilizar a los líderes de la compañía hacía su consecución), por lo que la retroalimentación de las decisiones de la compañía vs. metas es básico.